Ingredientes

Para la base:

Para la tarta:

Para decorar:

Elaboración

  1. Trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa y golpeándolas con un rodillo hasta convertirlas en polvo.
  2. Mezclamos las galletas con la mantequilla derretida y cubrimos el fondo de un molde desmoldable con esta mezcla. Metemos el molde en el congelador hasta que hayamos terminado de preparar el relleno.
  3. Para preparar el relleno de la tarta, echamos el queso, el azúcar, la leche, una cucharadita de extracto de vainilla y la Crema Ruavieja. Removemos.
  4. En un bol aparte, mezclamos las 6 láminas de gelatina en agua. Cuando estén blandas, las volcamos en la mezcla del relleno anteriormente preparada. Removemos.
  5. A continuación, disolvemos la nata en esta misma mezcla. Y removemos bien con varillas.
  6. Echamos un paquete de cookies minis en el bol. Y mezclamos bien todos los ingredientes.
  7. Echamos la mezcla en el recipiente que hemos guardado antes en el frigorífico y guardamos nuevamente en la nevera durante 6 horas (como mínimo).
  8. Desmoldamos la tarta y la decoramos con trocitos de galleta o como más nos guste.