¿Cuál es tu fecha de
nacimiento?

Prehome jail

Todos nos encerramos en cárceles que nos impiden ver a la gente que queremos.

En esta web, te ayudaremos a descubrir la tuya y escapar de ella por ti mismo.

ver el anuncio
¿Cuál
es tu
cárcel?
Home jail
Haz el test
Fugados

Conoce la historia de aquellos que lograron escapar de la suya

¿Cuál es tu cárcel?

¿Cuál es tu cárcel?

Para poder identificar en qué cárcel podrías estar encerrándote, indícanos de 1 a 10 cuánto estás de acuerdo con las siguientes afirmaciones.
1. Nada de acuerdo
10. Muy de acuerdo


Intenta pensar bien tus respuestas para que podamos darte el resultado que más se ajusta a tu situación.

Tiempo estimado: 3 minutos

Me cuesta mucho pensar en hacer cambios en mi vida

Cuando alguien me hace algo que me molesta, se lo digo sin enfadarme

Me meto en problemas porque a veces sigo adelante con mis ideas sin comentarlas con las personas que puedan estar implicadas

Me siento avergonzado con facilidad

A veces me enfado y me altero tanto que no sé lo que me pasa

Me enfado conmigo mismo cuando cedo ante la gente

Nunca he hecho algo peligroso sólo por la emoción de hacerlo

Cuando estoy triste, visitar a mis amigos suele sacarme de ese estado

En el colegio me costaba mucho hablar delante de mis compañeros

Me gustaría ser tan feliz como parecen ser los demás

Normalmente siento que la vida merece la pena vivirla

Después de tomar una decisión sobre algo sigo pensando si será acertada o errónea

No me resulta fácil perdonar y pasar página

Las personas terminan decepcionándome rápidamente

La mayor parte del tiempo siento un nudo en la garganta

¿Cuál es tu cárcel?

Dadas tus respuestas debemos hacerte unas preguntas más para determinar en qué cárcel es más probable que te hayas encerrado.

Cuando me uno a un nuevo grupo, suelo encajar sin problemas.

Cuando alguien me hace una faena siento deseos de devolvérsela

Me supone mucho esfuerzo hacer amigos entre personas desconocidas

Quisiera poder olvidarme de cosas que he dicho o hecho sin pensar y que han herido los sentimientos de los demás

Lo primero es la vocación y después la devoción

La cárcel del Orgullo

Es muy probable que te hayas encerrado en la Cárcel del Orgullo y sea eso lo que te impide ver a la gente que quieres.

Significa que puede que te hayas atrapado en un sentimiento de rencor que te impide acercarte a esa gente que quieres, pero que alguna vez te ha decepcionado. Te sientes herido, ya no confías, has vivido el conflicto como una deslealtad, aunque los demás te digan que no es para tanto.

Carcel orgullo 01

En algunos momentos seguramente te encantaría llamar a tu amigo o familiar y reencontrarte con él, pero no puedes, hay una fuerza dentro de ti que en este momento es mucho más poderosa que la amistad: tu orgullo. Por su culpa, te has puesto muros que piensas que no puedes cruzar.

Acercarte a tu amigo o familiar, en este momento lo traduces como perder tu dignidad, y por eso te proteges en esa cárcel.

¿Cómo puedes salir?

La llave solo la tienes tú, y se llama humildad.

¿Te has parado a pensar para qué sirve el orgullo y qué te aporta? ¿Crees que así te respetarán o te valorarán más? ¿Crees que es el otro el equivocado y por tanto tiene que ser él quien de el primer paso? No importa quién dé el primer paso, lo que importa es que el conflicto se resuelva.

Carcel orgullo 02
Relativiza un poco, llámale y piensa que todos nos equivocamos. Tú también te debes haber equivocado en algo. La mayor equivocación que podemos cometer es perder a un amigo por no saber ceder.

Permítete bajar dos escalones y mirar a la gente de igual a igual y verás cómo te sientes ligero, te quitarás un gran peso de encima, porque el orgullo pesa mucho. Piensa que no importa si llamas tú primero o te llaman a ti, lo importante es verse y poder arreglar lo que sea que os distancie.

La cárcel de la Disciplina

Es muy probable que te hayas encerrado en la cárcel de la disciplina y que eso te impida ver más a la gente que quieres.

Significa que es muy probable queen tu escala de prioridades en la vida, las obligaciones y los deberes estén claramente muy por encima de otras, como la de ver a la gente que quieres. Puede que tengas una dedicación casi exclusiva al trabajo, dejando de lado el ocio y los amigos. Tal vez tengas dificultades para delegar porque nadie lo hará como tú, y por eso apenas sacas tiempo para otras cosas que no sean el trabajo.

Carcel disciplina 01

Probablemente te has atrapado entre los muros del deber y los ves como inamovibles. Por eso te muestras poco flexible en general y necesitas planificar con tiempo, algo que hoy en día parece escaso. Pero tanta rigidez y disciplina hacen que te pierdas una parte de la vida que también disfrutas cuando te lo permites, como los encuentros improvisados o incluso las sobremesas que no estaban programadas.

¿Cómo puedes salir?

La llave solo la tienes tú, y se llama flexibilidad.

Dentro de tus obligaciones bastante ritualizadas, empieza por flexibilizarte y tolerar desordenar un poco tus rutinas y tus prioridades dando cierto lugar en tu vida a la compañía de tus amigos.

Carcel disciplina 02
Comienza por cosas pequeñas y verás que nada se cae y que, por el contrario, encuentras grandes beneficios.

Esa sensación tan placentera que tienes un poco olvidada es la que te va a ayudar a incorporar flexibilidad a tu vida y seguir disfrutando de pequeños momentos inesperados. La sorpresa que te espera es el placer que vas a sentir al encontrarte con ellos y dejar un poco atrás el mundo del deber.

La cárcel de la Rutina

Es muy probable que te hayas encerrado en la cárcel de la rutina y que sea eso lo que te impide ver más a la gente que quieres.

Significa que has entrado en una espiral, en la rueda de la vida que gira y gira y cada vez te sientes más incapaz de salir, porque si modificas algo, todo puede caerse.

Carcel rutina 01

Puede que a veces pienses; “Si voy al trabajo, busco a los niños, ceno en familia, cumplo mis compromisos y obligaciones… ¿Cómo lo hago para ver a mis amigos?” Al pensar esto, aparece el miedo al cambio, que no te permite buscar otras alternativas. Realmente crees que no puedes dejar de hacer todas las cosas que haces. Pero no es cierto.

¿Cómo puedes salir?

La llave solo la tienes tú y se llama pausa.

Permítete hacer alguna parada en esa vida que llevas a un ritmo frenético llena de actividades y responsabilidades y verás que nada malo ocurre. Intenta cambiar tus prioridades realmente.

Carcel rutina 02
Tal vez si cada vez que piensas "no tengo tiempo de ver a mi madre" lo cambias por "ver a mi madre no es mi prioridad", entiendas justamente que no es una cuestión de no tener tiempo, sino de reorganizar tus prioridades.

Realiza pequeños cambios en tus rutinas que se traducirán en esos momentos que de verdad te hacen sentir bien. Por ejemplo, ahora mismo y sin pensarlo demasiado, llama a alguien que quieras ver y queda para verte con él o ella, no importa si hay un hueco o no en tu agenda, llegado el momento lo fabricarás.

La cárcel de la Timidez

Es muy probable que te hayas encerrado en la cárcel de la timidez y que eso te impida ver más a la gente que quieres.

Significa que puede que sientas vergüenza e inseguridad ante las relaciones personales que requieran cierta intimidad y tiendas a encerrarte para no pasarlo mal. No es que no quieras ver a la gente que quieres, pero te aíslas para protegerte, porque si no te expones, no sufres. Pero esto no quiere decir que no eches de menos a tus amigos.

Carcel timidez 01

Tal vez tu mayor miedo sea la evaluación negativa de los demás, porque eres hipersensible al juicio externo y tienes un gran temor a que te rechacen.

O puede que muchas veces te creas una persona aburrida, que no aportas nada interesante en las reuniones con amigos y por eso te sientas como fuera de lugar.

Sin darte cuenta, te has metido en una celda en la que estás a salvo, pero que puede que te separe cada vez más.

¿Cómo puedes salir?

La llave solo la tienes tú, y se llama aceptación.

No intentes ser diferente a lo que eres, ser tímido e introvertido no es ni mejor ni peor, es diferente. No hace falta que seas el centro de atención. Seguramente escuches mejor que muchas personas y eso es lo que mucha gente necesita y valora.

Carcel timidez 02
Si tú te aceptas, ya has abierto la puerta de esa cárcely estás preparado para salir y disfrutar de la compañía de tus amigos.

La cárcel de la Inestabilidad

Es muy probable que te hayas encerrado en la cárcel de la Inestabilidad y que eso te impida ver más a la gente que quieres.

Significa que tal vez, por estar pasando un momento personal particular, estés depositando en tus amigos o seres queridos, expectativas muy altas y difíciles de cumplir, y por eso terminan decepcionándote. Por un lado, puede que esto te aleje de ellos, pero incluso puede provocar que ellos se alejen de ti por miedo a peleas o entredichos por no cumplir con las expectativas.

Carcel inestabilidad 01

También puede que te vayas al otro extremo, y por valorarte poco, te sientas poco querido, o te compares con los demás y eso también provoque conflictos con ellos por envidia, vacío o soledad.

Esto para la gente puede resultar un poco agotador y para ti también.

¿Cómo puedes salir?

La llave solo la tienes tú y se llama: parar, sentir y pensar.

Es importante que pongas en perspectiva las situaciones que te generan conflicto, para entender de donde viene la rabia o el enfado.

Valorarte no significa ponerte por encima de los demás, sino que puedas ser igual. Debes saber que ellos ya te valoran, por eso son tus amigos y seres queridos, y quieren compartir tiempo contigo tanto como tu con ellos.

Carcel inestabilidad 02
Permítete entender que todos nos equivocamos y tenemos culpas, tanto tú como los demás. Eso no debe ponernos en una situación de poder ni en una situación de defensa personal. Con la pausa, ganarás un tiempo para entenderte y entender el valor de una amistad o relación, y lo que un problema así puede generar.

Por ejemplo, cuando te sientas mal con alguien, antes de actuar con enfado y sin pararte a pensar, permítete tiempo para que disminuya la intensidad de la emoción y así podrás pensar y actuar de manera más coherente evitando esos conflictos tan frecuentes que te hacen sentir tan infeliz.

¿CUÁL ES MI CÁRCEL?

Disculpa, pero en base a tus respuestas no logramos identificar una cárcel en la que puedas estar encerrado, entre aquellas que hemos detectado con nuestra investigación.

Te recomendamos:
1. Repetir el test pensando detenidamente las respuestas para ver si encuentras diferencias que nos permitan ayudarte a determinar cuál podría llegar a ser tu cárcel.
2. O puedes ver la explicación de cada una de las cárceles que hemos detectado para identificar tú mismo cuál crees que tiene que ver más con tu situación.

Repetir el test

Evidentemente, también existe la posibilidad de que no estés encerrado en una cárcel , o que tu cárcel no sea una de las que hemos detectado previamente.

Conocer lás cárceles

¿CUÁL ES MI CÁRCEL?

Disculpa, pero hemos detectado más de una cárcel en la que podrías estar encerrado.

Repetir el test

Te recomendamos:
1. Repetir el test pensando detenidamente las respuestas para ver si encuentras diferencias que nos permitan ayudarte a determinar cuál podría llegar a ser tu cárcel.
2. O puedes ver la explicación de cada una de las cárceles que hemos detectado para identificar tú mismo cuál crees que tiene que ver más con tu situación.

Conocer lás cárceles

¿CUÁL ES MI CÁRCEL?

Cómo has respondido con la máxima puntuación a todas las preguntas no podemos determinar cuál es la cárcel en la que estás encerrado.

Te recomendamos:
1. Repetir el test pensando detenidamente las respuestas para ver si encuentras diferencias que nos permitan ayudarte a determinar cuál podría llegar a ser tu cárcel.
2. O puedes ver la explicación de cada una de las cárceles que hemos detectado para identificar tú mismo cuál crees que tiene que ver más con tu situación.

Repetir el test Conocer lás cárceles Ir a página inicial
Seguir leyendo

Escápate a cenar con la gente que quieres.Pincha aquí y descubre cómo.

En Ruavieja queremos poner nuestro granito de arena para que puedas verte más con los que quieres, y por eso a parte de hacerte reflexionar, sorteamos una cena para dos personas.

Regístrate y participa
tienda online
Volver a la página inicial
Cárceles
Bg carcel ¿Cuál es tu carcel?

¿Cuál es tu cárcel?

  • Cárcel de la

    Disciplina

  • Cárcel del

    Orgullo

  • Cárcel de la

    Rutina

  • Cárcel de la

    Timidez

  • Cárcel de la

    Inestabilidad

Conoce la historia de aquellos que lograron escapar de la suya

La cárcel del Orgullo

Quienes están en esta cárcel, se encuentran atrapados en un sentimiento de rencor que les impide acercarse a esa gente que quieren, pero que alguna vez, por alguna razón, los ha decepcionado. Se sienten heridos y ya no confían, quizás porque han vivido el conflicto como una deslealtad, incluso cuando los demás les dicen que no es para tanto.

Carcel orgullo 01

En algunos momentos seguramente les encantaría llamar a sus amigos o familiares para reencontrarte con ellos, pero no pueden. Hay una fuerza dentro de ellos que en ese preciso momento es mucho más poderosa que la amistad y las relaciones: su propio orgullo. Por su culpa, se han puesto muros que piensan que no pueden cruzar.

Acercarse a un amigo o familiar, lo traducen como perder su dignidad, y por eso se protegen en esta cárcel.

¿Cómo puedes salir?

Si estás en esta cárcel, la llave para salir la tienes tú, y se llama humildad.

¿Te has parado a pensar para qué sirve el orgullo y qué te aporta? ¿Crees que así te respetarán o te valorarán más? ¿Crees que es el otro el equivocado y por tanto tiene que ser él quien de el primer paso? No importa quién dé el primer paso, lo que importa es que el conflicto se resuelva.

Carcel orgullo 02
Relativiza un poco, llámale y piensa que todos nos equivocamos. Tú también te debes haber equivocado en algo. La mayor equivocación que podemos cometer es perder a un amigo por no saber ceder.

Permítete bajar dos escalones y mirar a la gente de igual a igual y verás cómo te sientes ligero, te quitarás un gran peso de encima, porque el orgullo pesa mucho.

Piensa que no importa si llamas tú primero o te llaman a ti, lo importante es verse y poder arreglar lo que sea que os distancie.

La cárcel de la Disciplina

Para quienes están encerrados en esta cárcel, en su escala de prioridades en la vida, las obligaciones y los deberes están claramente muy por encima de otras, como la de ver a la gente que quieren. Puede que tengan una dedicación casi exclusiva al trabajo, dejando de lado el ocio y los amigos. Tal vez tengan dificultades para delegar porque piensan que nadie lo hará como ellos, y por eso apenas sacan tiempo para otras cosas que no sean el trabajo.

Carcel disciplina 01

Probablemente se hayan atrapado entre los muros del deber y los vean como inamovibles. Por eso se muestran poco flexibles en general y necesitan planificar con tiempo, algo que hoy en día parece escaso. Pero tanta rigidez y disciplina, hacen que se pierdan una parte de la vida que también disfrutan cuando se lo permiten, como los encuentros improvisados o incluso las sobremesas que no estaban programadas.

¿Cómo puedes salir?

Si te has encerrado en esta cárcel, la llave para salir la tienes tú, y se llama flexibilidad.

Dentro de tus obligaciones bastante ritualizadas, empieza por flexibilizarte y tolerar desordenar un poco tus rutinas y tus prioridades dando cierto lugar en tu vida a la compañía de tus amigos.

Carcel disciplina 02
Comienza por cosas pequeñas y verás que nada se cae y que, por el contrario, encuentras grandes beneficios.

Esa sensación tan placentera que tienes un poco olvidada es la que te va a ayudar a incorporar flexibilidad a tu vida y seguir disfrutando de pequeños momentos inesperados. La sorpresa que te espera es el placer que vas a sentir al encontrarte con ellos y dejar un poco atrás el mundo del deber.

Si además crees que el trabajo es algo que no puedes descuidar por nada, recuerda que el trabajo no va a estar ahí cuando lo necesites. Y que no es que cuando ganes mucho dinero cuando vas a tener tiempo de verte con los que quieras, sino que el tiempo ya va a haber pasado y te va a quedar cada vez menos.

La cárcel de la Rutina

Aquellos que se encuentran en esta cárcel han entrado en una espiral. Están atrapados en la rueda de la vida que gira y gira y cada vez se sienten más incapaces de salir, porque si modifican algo, todo puede caerse.

Carcel rutina 01

Puede que a veces piensen; “Si voy al trabajo, busco a los niños, ceno en familia, cumplo mis compromisos y obligaciones… ¿Cómo lo hago para ver a mis amigos?” Al pensar esto, aparece el miedo al cambio, que no les permite buscar otras alternativas. Realmente creen que no pueden dejar de hacer todas las cosas que hacen. Pero no es cierto.


¿Cómo puedes salir?

Si te has encerrado en esta cárcel, tú tienes la llave para salir. Se llama pausa.

Permítete hacer alguna parada en esa vida que llevas a un ritmo frenético llena de actividades y responsabilidades y verás que nada malo ocurre. Intenta cambiar tus prioridades realmente.

Carcel rutina 02
Tal vez si cada vez que piensas “no tengo tiempo de ver a mi madre” lo cambias por “ver a mi madre no es mi prioridad”, entiendas justamente que no es una cuestión de no tener tiempo, sino de reorganizar tus prioridades.

Realiza pequeños cambios en tus rutinas que se traducirán en esos momentos que de verdad te hacen sentir bien. Por ejemplo, ahora mismo y sin pensarlo demasiado, llama a alguien que quieras ver y queda para verte con él o ella, no importa si hay un hueco o no en tu agenda, llegado el momento lo fabricarás.

La cárcel de la Timidez

Quienes están encerrados en esta cárcel, puede que sientan vergüenza e inseguridad ante las relaciones personales que requieran cierta intimidad y tiendan a encerrarse para no pasarlo mal. No es que no quieran ver a la gente que quieren, pero se aíslan para protegerse, porque si no se exponen, no sufren. Pero esto no quiere decir que no echen de menos a sus amigos o seres queridos.

Carcel timidez 01

Tal vez su mayor miedo sea la evaluación negativa de los demás, porque son hipersensibles al juicio externo y tienen un gran temor a que los rechacen. O puede que muchas veces se crean que son una persona aburrida, que no aportan nada interesante en las reuniones con amigos y por eso se sientan como fuera de lugar. Sin darse cuenta, se van metiendo en una celda en la que están a salvo, pero que puede que se separen cada vez más de quienes quieren.

¿Cómo puedes salir?

Si te has encerrado en esta cárcel, la llave para salir la tienes tú, y se llama aceptación.

Carcel timidez 02

No intentes ser diferente a lo que eres, ser tímido e introvertido no es ni mejor ni peor, es diferente. No hace falta que seas el centro de atención. Seguramente escuches mejor que muchas personas y eso es lo que mucha gente necesita y valora.

Si tú te aceptas, ya has abierto la puerta de esa cárcel y estás preparado para salir y disfrutar de la compañía de tus amigos.

La cárcel de la Inestabilidad

Quienes se encierran en la cárcel de la inestabilidad, generalmente están pasando por momentos personales especiales. Pero la característica especial es que van a extremos. Por un lado puede que depositen en sus amigos o seres queridos, expectativas muy altas y difíciles de cumplir, y por eso terminan decepcionándose. Por un lado, puede que esto los haga alejarse de sus relaciones. Pero también puede provocar que sean los amigos o seres queridos, quienes se alejen de ellos por miedo a peleas o entredichos por no cumplir con las expectativas.

Carcel inestabilidad 01

Por el otro lado puede que se vayan al otro extremo, y por valorarse poco a sí mismos, se sientas poco queridos, o se comparen con los demás y eso también les provoque conflictos con sus relaciones, por envidia, vacío, o incluso soledad.

Esto, para los demás, puede resultar un poco agotador. Y para ellos mismos también.

¿Cómo puedes salir?

Si te has encerrado en esta cárcel, la llave para salir la tienes tú: parar, sentir y pensar.

Es importante que pongas en perspectiva las situaciones que te generan conflicto, para entender de dónde viene la rabia, el enfado o la tristeza.

Valorarte no significa ponerte por encima de los demás, sino que puedas ser igual. Debes saber que ellos ya te valoran, por eso son tus amigos y seres queridos, y quieren compartir tiempo contigo tanto como tu con ellos.

Carcel inestabilidad 02
Permítete entender que todos nos equivocamos y tenemos culpas, tanto tú como los demás. Eso no debe ponernos en una situación de poder ni en una situación de defensa personal. Con la pausa, ganarás un tiempo para entenderte y entender el valor de una amistad o relación, y lo que un problema así puede generar.

Por ejemplo, cuando te sientas mal con alguien, antes de actuar con enfado y sin pararte a pensar, permítete tiempo para que disminuya la intensidad de la emoción y así podrás pensar y actuar de manera más coherente evitando esos conflictos tan frecuentes que te hacen sentir tan infeliz.

Seguir leyendo
Volver a cárceles ¿Cuál es mi cárcel?

Escápate a cenar con la gente que quieres.Pincha aquí y descubre cómo.

En Ruavieja queremos poner nuestro granito de arena para que puedas verte más con los que quieres, y por eso a parte de hacerte reflexionar, sorteamos una cena para dos personas.

Regístrate y participa
tienda online
Img disciplina ana
01

Ana Manzano Fugada de la cárcel de la Disciplina

"Lo que te cuenta una mirada no te lo cuenta un mensaje de móvil."
Sobre la cárcel de la disciplina
Img orgullo javier
02

Javier Martínez Fugado de la cárcel del Orgullo

"Uno de mis mejores amigos me dijo, sin ni siquiera preguntar, que notaba un cambio importante en mí, que ahora era mucho más fácil relacionarse conmigo."
Sobre la cárcel del orgullo
Img rutina juanjo
03

Juanjo Martín Fugado de la cárcel de la Rutina

"Ahora pasan los días y en vez de tener esa sensación de angustia, siento que he aprovechado."
Sobre la cárcel del rutina
Img timidez gema
04

Gema Fernández Fugada de la cárcel de la Timidez

"Ahora soy yo la que organiza planes, soy yo la que llama muchas veces"
Sobre la cárcel de la timidez
Img inestabilidad miguel
05

Miguel Ángel Rubio Fugado de la cárcel de la Inestabilidad

"Lo más importante es quitarle importancia a todo. No lo he inventado yo, pero funciona muy bien. Al final nos enfadamos por bobadas."
Sobre la cárcel de la inestabilidad
¿Cuál es mi cárcel?

Al continuar navegando, Ud. presta su consentimiento para el uso de cookies en su dispositivo a efectos de analizar las visitas del sitio web. Consulte nuestra política de cookies. Cómo configurar sus cookies. aceptar